Publicado el 4 comentarios

CUIDADOS PARA NUESTRA PIEL

LOS PROTECTORES NATURALES DE LA PIEL

Para tener claro; cuales pueden ser los mejores cuidados para nuestra piel, conviene conocer como funcionan sus organismos protectores.
La piel no solo es el escudo que nos protege de elementos ambientales que puedan perjudicarnos. La piel también es un excelente sensor que proporciona gran cantidad de información al cerebro. Esta información se manifiesta también a través de: rubor, erizándose (piel de gallina), humedeciéndola (sudor) …

La piel mantiene una relación directa con el sistema nervioso, eso es debido a que los dos provienen del mismo origen embriológico, compartiendo los neuromoduladores que  transmiten la información al cerebro. Por eso, la piel, es un reflejo de nosotros mismos y de nuestras emociones.

LA FUNCIÓN PROTECTORA DE LA PIEL

Nuestra piel se sirve de una capa de tejido protector que es la microbiota o flora cutánea, que esta impregnada de un ejército de microorganismos que se encargan de aprovechar lo bueno y eliminar lo nocivo. Desactivan bacterias, virus, tóxicos y contaminantes, permitiendo que los nutrientes beneficiosos, para nuestro organismo, puedan hacer su trabajo.

OTRAS MICROBIOTAS PARECIDAS

A medida que van avanzando las investigaciones, se está comprobando el gran parecido que hay entre las bacterias de los intestinos (flora intestinal) y las que tenemos en la superficie cutánea.

Otro ejemplo es la super potente microbiota que tenemos, en el interior de la boca, que es la encargada de eliminar cantidades ingentes de bacterias y otros microorganismos tóxicos. Muchas de las pastas de dientes, que venden en los supermercados, arrasan con con las bacterias malas, pero también las que son muy beneficiosas.

Tambien las fosas nasales disponen de  mucosas, para atrapar partículas del aire que puedan resultar perjudiciales para nuestra salud.

COMO FUNCIONA LA MICROBIOTA CUTÁNEA

La salud de la piel, depende de la cantidad y calidad de su flora cutánea. Este “arma defensiva” actúa de varias maneras: Ocupando el espacio para no dejar cabida a germenes patógenos, devorando moléculas y compuestos que expulsa la propia piel y segregando otros compuestos, para matar de hambre a microbios y parásitos. Incluso modifica el PH, para hacer que el terreno resulte más hostil a los invasores.

La mayor parte, de los defensores de la piel, habitan en la superficie, la Epidermis. Otra parte se encuentra también en la Dermis, que es la zona más profunda de la piel, manteniendo un contacto muy directo con las células inmunitarias del organismo.

UN ALIADO DEL SISTEMA INMUNITARIO

En consecuencia la microbiota cutánea también actúa con el funcionamiento del sistema inmunitario. Fabrica antiinflamatorios, que neutralizan las agresiones sufridas en la piel. También puede ocurrir lo contrario, es decir, que un problema, o déficit del sistema inmunitario, actúe contra la microbiota, ocasionando alguna enfermedad cutánea.
Dicho esto, entenderemos que la poca o mala cantidad de la microbiota, puede dejar de defendernos de patologías de la piel, tanto sean de origen externo como también interno.

CUANDO SE ACTIVAN LAS DEFENSAS DE LA PIEL

Cuando nacemos, la piel va adaptándose al nuevo medio buscando la protección contra bacterias nocivas como: hongos y arqueas que se instalan en cualquier pequeña irregularidad de la epidermis. Las primeras defensas, que se encargará de protegerla, son los lactobacillus, que provienen de la microbiota vaginal de la madre. En el caso de los nacidos por cesaria, de la microbiota cutánea materna. A medida que se va desarrollando el bebé, la población microbiota va aumentando gradualmente y según necesidades.

Por eso y bajo mi punto de vista, tampoco es demasiado bueno tener a los bebes muy asépticos, eso hace que desarrollen menos este tipo de defensas.

NO TODAS LAS ZONAS DEL CUERPO FUNCIONAN IGUAL

Los mecanismos de defensa o comunidades microbianas, pueden variar en intensidad. Dependiendo de la zonas del cuerpo que se encuentre. No es lo mismo, por ejemplo, las axilas, que es donde se concentra un mayor grado de humedad, que la cara, que es más grasa, o los antebrazos, que son más secos. Por eso hay zonas donde tenemos una flora estacionaria y otras donde es más cambiante, justo poder ir adaptándose.

6 FACTORES QUE AFECTAN A LA PIEL

El cuerpo humano es una excelente máquina. Cuenta con infinidad de recursos, para su supervivencia. La cuestión está en no perjudicarnos a nosotros mismos, y en ayudarle a que nos proteja, con elementos saludables, sostenibles. Y con constancia, para que los pueda asimilar con naturalidad.
Si queremos mantener los debidos cuidados de nuestra piel, es necesario prestar atención a estas situaciones que pueden afectarle:

1) LA FALTA DE DEFENSAS

Cuando nos encontramos bajos de defensas, en el sistema inmunitario, también la piel nos puede jugar una mala pasada. Debemos estar alerta si no queremos que sus consecuencias afecten a la estructura cutánea, creándonos complicaciones.

El sol, a través de la piel, nos proporciona una importante dosis de vitamina D, esencial para nuestra salud, pero también hay que tener el cuidado de no pasarse. Las quemaduras de la piel se acumulan en su memoria y, a la larga, puede pasarnos factura.
El estrés, el tabaco, el alcohol, son acciones que también debilitan nuestro sistema inmunitario, e intoxican y resecan la piel.

COMO PODEMOS COMPENSAR LA FALTA DE DEFENSAS?

Para mantenernos protegidos, es necesaria  una alimentación compensada  (ver apartado: “Que nutrientes necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente” , del post Vivir en el campo 1), ejercicio y aireación.

2) CUESTIONES AMBIENTALES

LOS CAMBIOS BRUSCOS DE TEMPERATURA pueden producir deshidratación en la piel, muy especialmente en invierno. Esto normalmente, es debido al contraste entre las calefacciones y las bajas temperaturas del exterior. Al dilatarse los capilares también puede favorecerse la aparición de arañas basculantes.

LA HUMEDAD CONSTANTE hace que aparezcan síntomas de infecciones micóticas, que es especialmente perjudicial, para los que sufren dermatitis atópica.

UN EXCESO DE SEQUEDAD y los agentes tóxicos, como la contaminación, son factores que afectan a la elasticidad y termorregulación, adelantando el envejecimiento y haciéndole perder sensibilidad.

OJO CON LA ROPA TOXICA

Tambien hay que prestarle atención a la ropa de vestir.

Se utilizan diversos productos quimicos para los acabados y éstos luego se mantienen en contacto con nuestra piel. Especialmente cuando las prendas son nueva y todavía no han recibido el primer lavado. Se trata de una intoxicación silenciosa a base de: disruptores endocrinos, metales pesados, y diversas sustancias cancerígenas, que se emplean para ofrecer: colores vistosos, impermeabilidad, durabilidad…  También quedan restos de los pesticidas, utilizados en los cultivos de fibras como el algodón ( En la India se emplea sólo el 5%, de las tierras cultivables, para la producción de algodón. Pero es allí donde se vierte el 56% de todos los pesticidas que utiliza el país).

 GELES O CREMAS CON COMPONENTES TÓXICOS

Conviene evitar todo tipo de productos que cuenten con compuestos: antibacterianos, los demasiado detergentes, los muy alcalinos y los fabricados con compuestos agresivos.

Hay muchos productos cosméticos: hidratantes, exfoliantes, etc. que, para alargar los tiempos de conservación y también para ofrecer un aspecto saludable “instantáneo”, aplican tóxicos a sus formulaciones. Sin embargo, el organismo no funciona de la misma forma y, tarde o temprano, aparecen sus devastadores efectos.
Basta con leer el INCI (lista de componentes), para encontrar esos nombres tan raros como tóxicos (Triclosan, Triclocaraban, Cetearato, Polietileno, Hidantoina, o los tristemente ya famosos Butilparabenos, etc…)

QUE PODEMOS HACER?

Muchas de estas cuestiones ambientales, si queremos cuidar y proteger nuestra piel, podemos llegar a controlarlas relativamente bien. Se trata de no exponernos a situaciones extremas y, si no nos queda más remedio, hay que afrontarlas suficientemente protegidos, y utilizar cremas que ayuden a mantener el equilibrio de las funciones cutáneas.
La ropa nueva, es conveniente lavarla, un par de veces, antes de ponerla.

Lo que no evitaremos es que esos tóxicos sigan circulando por los desagües. Esperemos que sea hacia una depuradora.

LA TENDENCIA ECOLÓGICA VA EN AUMENTO, TAMBIEN EN EL SECTOR TEXTIL.

Afortunadamente, también en el sector textil, cada vez hay más fabricantes que optan por la producción de prendas con certificado ecológico, como: Ecocert, Global Organic Textil Standart, EU Ecolabel, Demetre, Oeco-Tex, Blue Sing, Bio Inspecta. Estas empresas garantizan que la trazabilidad se mantenga respetuosa con el medio ambiente y con las personas.

4) El EXCESO DE HIGIENE

Tampoco conviene pasarse con la higiene personal. Debilitamos nuestra microbiota protectora, que luego tarda entre 4 y 7 días en volverse a recuperar. Eliminamos el manto hidro lípido,  que es un protector cutánea natural.
No es conveniente enjabonarse con productos  irrespetuosos con la piel, que están más pensada en su “rentabilidad” que en la “efectividad”. Cuyos fabricantes no respetan ni las temperaturas, ni los tiempos de cocción, ni tampoco que los aditivos sean, no sólo inocuos, sino beneficiosos para la reestructuración de la microbiota cutánea. Esto puede hacer que pequeñas dolencias se compliquen.

Incluso el agua, según su pH7 podría llegar a ser irritante para algunas pieles sensibles.

NO TODO EL CUERPO NECESITA ENJABONARSE A DIARIO

Para la limpieza del cutis es mejor hacerla por la noche, antes de irse a dormir, y una buena opción para ello es utilizar agua Micelar. Mientras el cuerpo descansa la piel tiene mas facilidad para regenerarse.
Conviene lavarse, con mas frecuencia, zonas como las axilas y genitales. utilizando jabones neutros. A la piel, para su mayor protección, le conviene mantener en un pH acido, .

La temperatura del agua, tampoco es bueno que este; ni demasiado fría ni demasiado caliente (excepto si hacemos crioterapia, que aportaría grandes beneficios para la salud y también para la piel. Como añadiré más adelante en : CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL).

5) CORTES QUEMADURAS, PICADURAS DE INSECTOS, SUSTANCIAS IRRITANTES…

La piel esta en la primera  línea defensiva de nuestro cuerpo. Es la primera en verse dañada por las agresiones externas. Una microbiota cutánea, bien compensada, esta capacitada para hacer frente, no solo a enfermedades de la piel, sino también a todo este tipo de agresiones; recomponiendo los tejidos dañados y neutralizando irritaciones.( Siempre que la superficie afectada no se exceda de sus posibilidades).

6) ENFERMEDADES DE LA PIEL

MALES COMUNES

Otra serie de dolencias, que no son graves, a veces sólo resultan molestas, pero que afectan a una gran cantidad de población son: La psoriasis, la dermatitis, la alopecia, el vitíligo, el melanoma, los eccemas, las verrugas, la urticaria, el pie de atleta, la ictiosis y el acné.

OTRAS ENFERMEDADES MENOS COMUNES

Otro tipo de complicaciones, normalmente  difíciles de curar, son: La epidermólisis bullosa, mastocitosis, neuro fibromatosis, displasia ectodérmica, queratodermia palmoplantar, síndrome de Ehlers-Danlos, incontinencia pigmentaria, pitiriasis rubra pilaris, xeroderma pigmentoso, epiloía, enfermedad de Darier, tumores vasculares…muchas de estas enfermedades, consideradas como “raras”, son complicadas de tratar, y en ocasiones casi desconocidas.

OJO CON LA TRAMPA DEL ESTRES

Pocas soluciones podemos dar aquí para este tipo de enfermedades. En algunas ocasiones, pueden atenuarse sus síntomas con: constancia, paciencia, una alimentación sana (rica en frutas y verduras) y probar con  plantas medicinales, que para eso están (siempre conviene antes, consultar a un especialista. Cada organismo funciona y reacciona de forma diferente). Está demostrado que el estrés, contribuye a empeorar este tipo de situaciones, que a su vez producen estrés a los que las padecen. Es muy importante romper ese circulo vicioso con una buena dosis de optimismo y de vida saludable (el cerebro es el que va a dar siempre todas las ordenes al organismo).

HAY MOTIVOS PARA SER OPTIMISTA

Hay que tener en cuenta que el mayor porcentaje de avances científicos, que han habido en toda la historia de la humanidad, se han logrado en estos  últimos 75 años. También las investigaciones, sobre el fascinante mundo de la microbiota cutánea, están avanzando. Cualquier día de estos, van a aparecer nuevos y sorprendentes tratamientos.

LOS CUIDADOS DE LA PIEL

Para poder proporcionarle los mejores cuidados a nuestra piel, la naturaleza nos ofrece un amplio abanico de posibilidades. Hay plantas ya muy conocidas como la manteca de Karité, procedente del Butyrospermum Parkii, un árbol de la sabana, que crece en el centro y el oeste de África, en países como Nigeria, Senegal o Burkina Faso. Pero también hay muchas plantas que nacen en nuestro entorno, y que nos pueden ofrecer los mejores cuidados a nuestra piel. Tenemos el Aloe Vera o el Llantén (que abunda por caminos, prados y campos de nuestro entorno mediterráneo). Hay muchas más plantas, que nos ofrecen alternativas, con excelentes resultados, que están casi prohibido publicar, porque son soluciones demasiado económicas y muy al alcance de todos. Alguna de ellas es: la Zarzamora, la Caléndula, el Tomillo, el Escaramujo, la Equinácea, la Milenrama, la Cola de Caballo, el Orégano, la Albahaca, el Pino, el Laurel, el Helicriso, el Grosellero negro, el Perejil, el Hinojo, la flor de Malva, el Naranjo amargo, el Gordolobo, la Almáciga, la Perilla, el Romero…

LOS ACEITES NATURALES QUE PUEDEN NUTRIR E HIDRATAR LA PIEL

Son los extraídos: del Girasol, del Lino, de las Almendras, de la Amapola, la Perilla, el Hinojo, el Coco, de la Palma, del Pomelo o la cera virgen de Abeja…que son esenciales, en el cuidado de nuestra piel.

FORMULACIONES NATURALES QUE CUIDAN Y PROTEGEN LA PIEL

Tambien se pueden crear combinaciones de estas plantas, para que actuen en sinergia, aliviando dolencias más especificas, como hacemos con las cremas de LaBoticaMediterranea.com, donde formulamos con plantas que, asociando sus principios activos, atacan simultáneamente varios aspectos de las dolencias:

PRODUCTOS ALIADOS DE LA PIEL

Para una limpieza “sana”, es conveniente utilizar productos ecológicos o bio, como, por ejemplo el MUSS CLIN.

Los jabones tienen que elaborarse con ingredientes de calidad, y a temperaturas suaves, para no destruir sus propiedades: Aceites vegetales de primera presión en frio.

Lo ideal es que en su composición contengan ácidos grasos saturados, monoinsaturados (omega3), poliinsaturados (omega 3 y 6), que además aporten: polifenoles, fitoesteroles, enzimas. Minerales como zinc, hierro, vitaminas A, D, E,K

¿COMO PODEMOS APROVECHAR MEJOR LAS PLANTAS QUE NOS RODEAN?

Desde hace siglos, las plantas aromáticas y medicinales, se han utilizado para aliviarnos de los males cutáneos más comunes actuando en su  desinfección y reparación. Sus principios activos contribuyen en la reconstrucción de los tejidos. Un buen ejemplo lo tenemos en la crema REXEN, compuesta por una selección de 16 plantas con propiedades: antisépticas, cicatrizantes y regenerantes de la piel. Y la crema DERMI, cuya formulación, a base de 14 plantas, cuenta con propiedades calmantes y antihistamínicas, que contribuyen de forma natural, a reestablecer el equilibrio.

La CREMA REXEN

Esta crema es una combinación plantas que, cada una por su lado, pero todas a una, contribuyen a reparar deterioros de la piel como pueden ser: cortes, estrías, quemaduras… La función de las plantas, es alimentar a las comunidades microbianas buenas, y nutrir la piel,  aportándole opciones, para que pueda hacer frente a la recuperación de los tejidos dañados.

La CREMA DERMI

Otra interesante combinación. Los efectos dermatológicos de sus plantas, actúan para proteger la superficie de la piel, dándole una estructura equilibrada y contribuyendo al tratamiento de: infecciones e inflamaciones, producidas por agentes internos y externos de la piel.

LA EXFOLIACION

Es conveniente, una vez acabado el verano, hacer una exfoliación de la piel. Se trata de eliminar las pieles secas e impurezas y estimular la acción de los fibroblastos, para la producción del colágeno, que es un componente principal del tejido cutáneo. La exfoliación tampoco es conveniente hacerla muy seguido; bastaría cada diez, quince días durante un mes, para llegar a sanear toda la piel.

LA DESHIDRATACIÓN DE LA PIEL

La piel seca conviene tratarla cuanto antes, para  que no afecte gravemente a las proteínas acuaporinas y a los lípidos de la capa cornea de la piel, alterando el proceso de hidrorregulación.
Para ayudar a hidratar la piel, es necesario beber entre 2 y 2,5 litros de liquido; entre agua, frutas y verduras que, además, aportaran una fuente de vitamina C, y otros antioxidantes.

EL ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva merece una mención especial. Prácticamente todos lo tenemos a mano y proporciona un gran poder hidratante. Además, al aceite de oliva, también se le pueden añadir hierbas al gusto, como: lavanda, romero, tomillo. Aumentando así sus propiedades. Por todo ello, y por muchos otros beneficios e el terreno alimenticio, el aceite de oliva virgen extra, es una maravilla.

LOS ACEITES ESPECIALISTAS

Otros aceites naturales que, además de los ya mencionados, son  conocidos por sus cualidades son: El del aguacate (por sus propiedades antienvejecimiento), el de zanahoria (por su efecto reparador y pigmentario), el de comino negro (utilizado como antialérgico), el de onagra ( para pieles secas), el de rosa mosqueta (conservador de colágeno).

LA ALIMENTACIÓN

Alimentos que son beneficiosos para la piel son: El aguacate, la zanahoria, las espinacas y otras verduras de hoja verde, los tomates, las bayas, los frijoles, los guisantes y lentejas, las nueces. Tambien el salmón, la caballa y otros pescados grasos.

LA CRIOTERAPIA

Esta técnica, basada en una terapia a frio extremo, tiene bastantes beneficios. Aunque conviene mantener algunas precauciones. El cuerpo humano a una temperatura de 0º, sólo podría sobrevivir unos 30 minutos. Por eso hay hay que hacerlo con conocimiento, pero las ventajas son bastantes: Aumenta la eficacia del sistema inmunológico, favorece la circulación sanguínea, reduce la tensión arterial, aumenta la resistencia del cuerpo al frio, favorece la perdida de grasa, tonifica el cuerpo y la piel adquiere mayor firmeza, mejora la calidad del sueño, proporciona  energía y mejora la forma física, disminuye el estrés y aumenta la seguridad en uno mismo.

No cabe la menor duda que son muchas ventajas, y con las que la piel sale beneficiada.

EL DESODORANTE

Otro producto, con el que hay que tener cuidado, es con los desodorantes. Algunos pueden resultar muy irritantes, otros, a la larga, pueden crearnos problemas si queremos mantener una piel sana.
Se trata de evitar los malos olores, no de “bloquear el sudor”. La sudoración es necesaria y de lo más natural del mundo.

Existen en el mercado desodorantes que taponan los poros. El aluminio y otros productos  actúan “cosméticamente” en momentos de calor o tensiones acumuladas, para eliminar la sudoración, pero ¿ que culpa tiene la piel?
La piedra de alumbre, un pariente del mármol, que se puso de moda como desodorante “natural”. También aporta aluminio, por lo que natural si es, pero algo controvertido su uso como desodorante.

ALGUNOS DESODORANTES NATURALES:

De nuevo las plantas, junto con algunos “minerales buenos” e incluso necesarios, tienen mucho que aportar como desodorante.
Ingredientes como: la manteca de Karité, aceites vegetales, como el de las almendras dulcesel almidón del arroz, la arcilla blanca, el oxido y el recinotelato de zinc. Combinado los con aceites esenciales como: el de la Lavanda, el de eucalipto, el de romero, el del mirto… le aportaran, además de un excelente aroma, propiedades antisépticas y calmantes.
Hay que sudar, si el cuerpo lo pide, pero podemos eliminar las bacterias nocivas y malolientes.

NOTA PERSONAL:

Como desodorante llevo tiempo utilizando el MUS CLIN, en pequeñas cantidades y sin aclarar. Me da un resultado bestial.

RESUMIENDO

La piel esta llena de “seres microscópicos buenos”, para defendernos contra los “seres microscópicos malos” que nos llegan del exterior. Lo mismo que ocurre con la boca, nariz, los intestinos y genitales ( en todos los sitios donde puede acceder agentes del exterior). Si alimentamos bien a estos indispensables colaboradores, es decir, con hidratación, oxigeno y vitaminas; estarán fuertes para luchar. Si los envenenamos o los maltratamos, no podrán defendernos. Entonces nuestra piel y nuestra salud se vera afectada.

UNA VIDA RELAJADA

Paseos por el bosque, la tranquilidad, el ejercicio físico, una dieta saludable y el optimismo, son factores que benefician enormemente a nuestra piel y es evidente que a todo el organismo en general.
Podemos incluso tener deficiencias hereditarias congénitas, pero también en ese caso, no hay que olvidar a los ”seres microscópicos” especialistas en la materia, porque seguramente necesitaran la ayuda que les puede proporcionar nuestro entorno natural.

UN FUTURO PROMETEDOR, (en este aspecto).

En un futuro, ya no muy lejano, identificaremos las diferentes especialidades de las que están dotadas todas estas beneficiosas bacterias, que habitan en nuestra piel, podremos seleccionarlas, para que también nos ayuden a resolver problemas congénitos.

 

No hay que olvidar que estamos aquí para ser felices. Todo lo demás es experiencia y aprendizaje. El cuerpo así lo entiende.

Mis mejores deseos para todos y también para vuestros microscópicos seres protectores.

 

Jorge Petri

4 comentarios en “CUIDADOS PARA NUESTRA PIEL

  1. Me ha gustado mucho, lo voy a remitir, en especial a mi dermatólogo. Enhorabuena.
    Keep up the good work!

  2. Muy interesante!
    Me ha guatado mucho. Voy a cambiar ciertos hábitos para mejorar en varios de los aspectos que se tratan en el artículo.
    Muy recomendable!!! Felicidades!!!

  3. una muy buena explicacion, para guardar y releer, lo comparto con mis amigos.

  4. Molt instructiu i interessant. Ho compartirem amb els meus amics,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *