Publicado el Deja un comentario

Como evitar el exceso de ácido úrico

QUE ES EL ÁCIDO ÚRICO?

El ácido úrico es un compuesto orgánico a base nitrógeno, hidrogeno, oxígeno y carbono. Se forma en el hígado, riñones e intestinos. Sirve para descomponer la purina en la sangre. Esta sustancia la generamos comiendo ciertos alimentos como: El marisco, carnes rojas, pescado azul, embutidos, grasas, el hígado, azucares, arroz, pan, Sopas de sobre, la cerveza…

PORQUE SE PRODUCE EL EXCESO DE ÁCIDO ÚRICO

Los niveles normales de ácido úrico son: en las mujeres entre 2,5 y 6 gr/dl y en los hombres hasta los 7,5 gr./hl.

Podemos llegar a tener un exceso de  ácido úrico como consecuencia por abusar de los  alimentos que lo producen.

En consecuencia podemos tener una alimentación más o menos descompensada.

También influye la contaminación ambiental, intoxicación ( plomo, etc.), malos hábitos, haber realizado repetidamente un ejercicio inadecuado, algunos medicamentos, problemas hereditarios, el estrés, la somnolencia… El abuso de alcohol también complica las cosas (todo junto o la combinación de varias cosas).

QUE CONSECUENCIAS TIENE EL EXCESO DE ÁCIDO ÚRICO

Si aparece una sobrecarga de purina en el hígado no puede eliminar todo el sobrante de ácido úrico a través de la orina (hiperglucèmia), saturando su correcto funcionamiento y esto afecta también a los riñones e intestinos. El ácido úrico, se metaboliza en una cristalización y se dirige hacia las articulaciones. Es cuando notamos esos pinchazo, que normalmente empiezan en el dedo gordo del pie. Esto es la dolorosa enfermedad de la Gota .

Un exceso de ácido úrico, acumulado en los riñones, puede generar también problemas renales además de leucemia, diabetes, artritis, cálculos renales…

Antiguamente la Gota se conocía como la enfermedad de los reyes y de los ricos, precisamente por su relación con las grandes comilonas y los excesos varios (marisco, carnes rojas, alcohol y falta de ejercicio para asimilarlo). Actualmente la gota está extendida en los países “desarrollados”, en ellos este tipo de viandas es mucho más accesible.

En la actualidad La Gota la sufren entre el 1 y el 2% de la población, y hasta el 7% entre la población masculina mayos de 70 años (datos del 2016).

DESCUBRIMIENTO SOBRE EL  ÁCIDO ÚRICO

Desde luego no se puede decir que tenga beneficios un exceso de ácido úrico, pero como consuelo podemos decir que en un estudio, realizado en diez hospitales españoles con 421 pacientes que habían sufrido un ictus severo, se comprobó que, tras un tratamiento a base de ácido úrico combinado con fármacos trombolíticos, el 40% quedaron libres de secuelas.

Los que sufrieron el ictus más leve y las mujeres con altos niveles de glucosa (según comentó el equipo de la doctora Ángel Chamorro del prestigioso Hospital Clínico de Barcelona) fueron los más beneficiados por el tratamiento.

ALIMENTACIÓN recomendable

 Para evitar, o reducir sus síntomas, conviene una dieta equilibrada.

Si aumenta el nivel de ácido úrico, conviene reducir la ingesta de los alimentos que lo producen y compensarla con: frutas (sin pulpa), verduras (sin: tomate, brócol, las espinacas y los espárragos), hortalizas, legumbres, huevos, leche, cereales y beber mucha agua (mineralizada correctamente).

Los alimentos que pueden incluso reducir el ácido úrico en nuestro organismo son: Cerezas, cebolla, jugo de patata, manzana, bicarbonato, apio, ajo, remolacha, perejil, lima, pepino, te negro…

TRATAMIENTO para aliviar el exceso de ácido úrico

Para controlar los niveles de ácido úrico en sangre y en caso de duda, es conveniente realizar un análisis de sangre.

A través de la alimentación podemos tener a raya la enfermedad.

En el mercado actualmente existen gran variedad de anti inflamatorios y productos uricosúricos, también con algunos efectos secundarios o colaterales. Tenemos la Colchicina (extraída del Colchicum Autumnale) como base de varios de estos medicamentos.

Aquí no nos interesan estos tratamientos y menos conociendo la existencia de plantas de nuestro entorno que, debidamente tratadas, actúan para mejorar nuestra calidad de vida y aliviarnos (hay quien dice que incluso les han curado). Un buen aporte de vitamina C y E y productos ricos en Quercetina (el antioxidante flavonoide que da pigmento a frutas y verduras). Una dieta generosa en: zumo de limón, pomelo, mandarina, vinagre de manzana, piña, uva, jengibre, plátano, bicarbonato sódico, aceite de enebro, mostaza, té negro, agua fría y todo lo mencionados anteriormente en ALIMENTACIÓN.

NUESTRO CONSEJO ES:

La infusión DESTOX, de La Botica Mediterránea, compuesta por plantas des congestivas y regeneradoras hepáticas, que han sido tradicionalmente usadas y reconocidas, gracias ar los principios activos de la Fumaria, las hojas de la Alcachofera, el Cardo Mariano (el rey indiscutible de los desintoxicantes hepáticos), la raíz de Achicoria, la María Luisa, el Hinojo, la Hierbabuena y la Menta Piper. Estas hierbas nos proporcionaran una limpieza sanguínea, desinflamando y desintoxicando el hígado, ayuda a eliminar los metales pesados y las toxinas, controlando la flora bacteriana no deseada. Esta es su contribución para la eliminación de ácido úrico.

 DOSIFICACIÓN: No utilizar en menores de 6 años ni en caso de embarazo. Hervir durante 3 minutos,

1 cucharada de te en una taza de agua, y dejado reposar 30 minutos. Tomar cada 3 horas.

NOTA:

La información, que contiene nuestros artículos, hay que considerarla de carácter meramente informativa bajo nuestro punto de vista personal. Nos basamos en textos informativos publicados por diferentes medios de nuestra confianza y experiencias personales. No somos médicos ni pretendemos sustituir, en ningún momento, tratamientos prescritos por profesionales cualificados para ello. Recomendamos, ante cualquier dolencia y tratamiento, la consulta de un medico debidamente acreditado. En muchos casos, los tratamientos con plantas medicinales, pueden ser perjudiciales para niños y embarazadas, o personas con algunas patologías concretas.

Ningún producto,   recomendado en estas informaciones, está destinado a diagnostica, tratar o curar ninguna enfermedad.

La intención es que se tenga siempre en consideración la posibilidad de tratar las dolencias más comunes con medios naturales no agresivos ni contaminantes, respetando tanto el medio ambiente, como una sana convivencia entre los seres vivos.

Las plantas no sólo están para hacer bonito, que lo hacen, pero también es interesante conocerlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *