Publicado el Deja un comentario

¿COMO ALIVIAR LOS GASES Y LAS FLATULENCIAS?

En este post vamos a tratar como podemos  entender como aliviar los gases, o flatulencias, en el estómago. Conociendo sus origens, consecuencias y las diferentes alternativas que hay.

¿POR QUE SE GENERAN GASES EN EL ESTÓMAGO?

Los gases, o flatulencias, que tenemos en el estómago, y un poco más adelante, en los intestinos, son el resultado de la fermentación de algunos alimentos ricos en fibra, carbohidratos, celulosas, almidones, azúcares y sus sustitutos; algunas verduras, legumbres (las cascaras), grano integral, grasas. También las bebidas gaseosas, tragar aire mientras se come. ingerir alimentos rápido y sin masticar lo suficiente, los nervios, el estrés también contribuyen.

¿ES GRAVE TENER GASES EN EL ESTOMAGO?

Los gases que se forman en el estómago son algo normal en el proceso digestivo. En algunos países musulmanes, eructar, después de una comida a la que te han invitado, es un detalle saludable y apreciado. Estas mostrando tu alivio y bienestar. Es sabido que después de la ingesta, se intenta que los bebes hagan su “eructito” que les proporciona esa sonrisa placentera.  No queda tan elegante la expulsión de gases generados en los intestinos, y es porque su notorio sonido puede ir acompañado de un desagradable olor. Mientras que los gases, en el estómago, suelen ser consecuencia del aire “limpio” ingerido, a diferencia del generado por la fermentación de alimentos, en los intestinos, y expulsados por el ano.

¿POR QUE ALGUNOS GASES PRODUCEN MAL OLOR?

Los gases creados en los intestinos que producen mal olor son los generados por alimentos que contienen azufre como el huevo, el repollo, lentejas, soia, las carnes, ajo, bacalao, camarones. tardan un poco más en generarse y dan tiempo a levantarse de la mesa y buscar un lugar discreto, para evacuarlos. O aliviarlos antes de que se produzcan.

¿CUANDO SE CONSIDERA QUE TENEMOS UN EXCESO DE GASES?

El exceso de gases se forman cuando se suman todos los factores que los generan, entonces aparece un dolor abdominal. No tiene que ser un problema grave, sí algo molesto y a veces indecoroso, pero un exceso de ellos, nos indica que algo hemos hecho mal, en el momento de ingerir los alimentos. Existe la teoría añadida de que situaciones que no hemos conseguido “digerir”, contribuyen a generar gases. Entiendo que, estas situaciones, se traducen en nervios, agobios, etc.

Algunos medicamentos pueden formar gases, también los síntomas de un Colon irritable o de celiaquia, la intolerancia a la lactosa También un crecimiento bacteriano excesivo en el intestino delgado.

¿CUÁNDO PUEDEN SER GRAVE SUFRIR UN EXCESO DE GASES?

Si ese exceso de gases acumulados en el estómago resulta persistente, hasta el punto de impedir llevar una vida normal con dolorosas y continuas molestias en el abdomen, hay que comprobar el estado de las heces, su periodicidad, consistencia y color y consultar a un especialista.

El reflujo acido (gastroesofágico), a veces puede ocasionar excesivos eructos debido a que produce alguna complicación en el proceso de la deglución.

Una situación crónica, también se produce con la inflamación del revestimiento del estómago (enfermedad de crohn), generando gases en el estómago..

Otro motivo que crea gases es una infección, debida a la presencia del Helicobacter pylori, que además también es responsable de algunas úlceras en el estómago.

Estos 2 últimos casos suelen ir acompañados de acidez, dolores abdominales.

¿QUE ES LA FLATULENCIA?

Esto ocurre en el intestino delgado y el colon, cuando al estómago le cuesta digerir y la fermentación se va realizando poco a poco, acumulando gases.

¿COMO PREVENIR UN EXCESO DE GASES?

Un sistema drástico, para aliviar el exceso de gases, es reducir o eliminar los alimentos que más los producen como: Garbanzos, Las alubias, lentejas, cebollas, el repollo, los champiñones, brócol, guisantes, espárragos, alcachofas, las coles de Bruselas, alimentos integrales como el salvado y el trigo, el cacao, café…frutas como la manzana, la pera, piña, ciruela, plátano, melón, kiwi, sandía, melocotón, uvas pasas…Pero nos cargaríamos una parte importante de nuestra alimentación.

En algunas legumbres, es la piel que genera gases debido a su consistencia, pero puede tomarse triturada tipo humus. Lo mismo pasa con alguna fruta como la manzana, la pera…Del resto conviene no abusar.

¿QUE PASA CON LAS BEBIDAS GASEOSAS?

Lo que, a todas luces, conviene evitar, si queremos eliminar el exceso de gases, son las bebidas gaseosas. Especialmente las edulcoradas. El dióxido de carbono que introducimos en el estómago afecta a nuestra percepción del gusto, daña el esmalte dental y tiene una gran influencia en la aparición de caries. Además de reducir el tamaño de los telómeros, los extremos de los cromosomas, que son las células que nos indican la longevidad y la salud futura.

CONSEJOS PARA ALIVIAR LAS FLATULENCIAS

En cuanto a la alimentación, conseguiremos aliviar un exceso de gases procurando comer las cantidades necesarias, sin pasarse, tranquilo y despacio, masticar bien (mínimo 30 veces), hablar poco, mientras se come. Evitar grasas saturadas, fritos y rebozados. Beber lo mínimo, entre comidas. Las dentaduras postizas invitan a tragar más cantidad de aire al comer. Evitar la goma de mascar y los caramelos duros. Caminar, después de las comidas (basta con 10 o 15 minutos) ayuda eficazmente a hacer la digestión.

COMO FUNCIONA EL PROCESO DIGESTIVO

UN REPASO AL “VIAJE DE LOS ALIMENTOS”.

Esófago: Lleva los alimentos hasta el estómago.

Estomago: Produce jugos gástricos para descomponer los alimentos para clasificar los alimentos que necesitamos.

Intestino delgado: Absorbe los nutrientes de los alimentos ya descompuestos.

Intestino grueso: o Colon aquí se genera la fermentación que acaba de extraer y absorber los nutrientes. También absorbe el agua deshidratando los restos y acumulándolos para luego su expulsión.

Hígado: Se encarga de eliminar las sustancias tóxicas y administrar los nutrientes. Produce la Bilis, que es la sustancia que ayuda a asimilar las grasas ingeridas.

Páncreas: produce insulina y jugo pancreático, que introduce en el intestino, junto con la bilis, para impedir que los ácidos produzcan lesiones.

Vías Biliares: son los conductos que transportan la bilis desde el Páncreas al hígado y al intestino delgado.

ALIMENTOS QUE PRODUCEN MENOS GASES

Estos son algunos de los alimentos que no sólo no producen gases, sino que ayudan a tener una mejor digestión y los reducen.

Hinojo

Zumo de limón (rebajado con un poco de agua)

Escarola

Calabaza

Arroz integral

Papaya

Germinados de fenogreco

Menta (combinada con legumbres o comidas grasas).

Vinagre de Manzana y Miel

Ajo

Albahaca

El carbón vegetal (los absorbe).

 ALIMENTACIÓN RECOMENDABLE PARA REDUCIR LOS GASES

Alimentarse a base de Cocidos, plancha y asados.

Las carnes de vacuno, pavo, pollo y cordero lechal, generan pocos gases.

Pescado azul y blanco

Pan blanco (pero poco)

Huevos pasados por agua, duros, escalfados o en tortilla.

Zumos naturales.

Verduras en menestra.

Yogurt (de postre)

Si sufres flatulencia persistente, te recomiendo seguir al pie de la letra las recomendaciones de la FUNDACIÓN ESPAÑOLA PARA EL APARATO DIGESTIVO.

MASAJES Y EJERCICIOS PARA ELIMINAR LOS GASES

Hay varios ejercicios que ayudan a aliviar el exceso de gases , normalmente colocando el último tramo del intestino alineado con el ano, relajando el esfínter anal y ejerciendo una leve presión sobre el abdomen. También un masaje circular sobre el estómago acompaña los gases a encontrar la salida.

HIERBAS MEDICINALES PARA ALIVIAR LAS FLATULENCIAS

Tenemos, al alcance de la mano, gran cantidad de hierbas medicinales que pueden contribuir a aliviar el exceso de gases acumulado en el estomago. Tomadas como infusión antes y después de las comidas como. Jengibre, Diente de León, Genciana, Hoja de Aguacate, Cardamomo, Toronjil, Cilantro, Regaliz Manzanilla y Anís…

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Para aliviar los gases , podemos utilizar la acertada combinación de hierbas, que además de evitar el exceso de gases en el estómago, nos ayudara a depurar nuestro aparato digestivo. Muy utilizado como protector hepático es la infusión Destox, de LaboticaMediterránea.com. compuesta por: Fumaria planta, alcachofera hojas, cardo mariano hojas, achicoria raíz, maría luisa, hinojo, hierbabuena, menta piper.

Este combinado está compuesto por plantas reconocidas como descongestivas y regeneradoras hepáticas como la alcachofera y el cardo mariano, la convierte en una infusión muy recomendable para tomar cada 2/3 días.

La fumaria, es utilizada como limpiadora sanguínea para la eliminación de metales pesados y toxinas. También la achicoria es conocida como desinflamante hepático, descongestiva y digestiva. El hinojo (en semillas que es donde están sus encimas digestivas) actúa como desintoxicante, regulando los movimientos perioestáticos de los intestinos, controla la flora bacteriana no deseada contribuyendo a la eliminación de gases en el estómago y del ácido úrico. La María Luisa se encarga de aliviar los espasmos y retortijones estomacales. Además:  la achicoria, el hinojo, la menta piperita y la hierbabuena eliminan también parásitos intestinales, ayudando a las enzimas que intervienen en la digestión. La María luisa con la Hierbabuena también actúan de sedantes aliviando la pesadez de estómago por la mala digestión.

Resulta ideal tomar una infusión antes y después de comidas copiosas, ricas en grasas.

No debe administrarse a menores de 6 años. Dejar hervir durante 3 minutos,

Añadir 1 cucharada de té, como medida, en una taza de agua, y dejado reposar 30 minutos. Tomar cada 3 horas.

NOTA:

La información, que contiene nuestros artículos, hay que considerarla de carácter meramente informativa bajo nuestro punto de vista personal. Nos basamos en textos informativos publicados por diferentes medios de nuestra confianza y experiencias personales. No somos médicos ni pretendemos sustituir, en ningún momento, tratamientos prescritos por profesionales cualificados para ello. Recomendamos, ante cualquier dolencia y tratamiento, la consulta de un medico debidamente acreditado. En muchos casos, los tratamientos con plantas medicinales, pueden ser perjudiciales para niños y embarazadas, o personas con algunas patologías concretas.

Ningún producto, recomendado en estas informaciones, está destinado a diagnostica, tratar o curar ninguna enfermedad.

La intención es que se tenga siempre en consideración la posibilidad de tratar las dolencias más comunes con medios naturales no agresivos ni contaminantes, respetando tanto el medio ambiente, como una sana convivencia entre los seres vivos.

Las plantas no sólo están para hacer bonito, que lo hacen, pero también es interesante conocerlas. Tampoco los seres humanos estamos sólo para hacer dinero, que también, pero conviene conocernos y respetarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *